De Nobeles, Democracia y Política Espectáculo

Llevaba días queriendo escribir un post sobre lo que pasó el lunes en la Casa de América en Madrid.

A eso de las 12 de la mañana nos juntamos más de 350 personas (el Auditorio Gabriela Mistral estaba lleno y tiene un aforo sentado de 330 personas) para escuchar hablar de política… perdón, de Política a dos personalidades sobresalientes.

Por un lado Rosa Díez, líder de Unión Progreso y Democracia (UPyD) y diputada nacional y por otro el último premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa debatieron durante una hora y veinte minutos sobre la regeneración democrática. El moderador y guía del debate fue el escritor Fernando Iwasaki. La reflexión inicial fue que la verdadera regeneración democrática tiene que partir de dos supuestos básicos: la igualdad de voto de todos los ciudadanos y una educación de calidad accesible a todos puesto que como dijo Madison “A well-instructed people alone can be permanently a free people” (Solamente un pueblo bien instruido puede ser libre permanentemente).

Rosa y Mario en la Casa de América (El País)

A continuación, resumo las notas que tomé de la conversación. Mis comentarios van en cursiva.

Para comenzar a entrar en materia Fernando Iwasaki (FI) pregunta a ambos cuál sería la mejor ley electoral, la que recomendaría.

Rosa Díez defiende que no existe una solución única de ley electoral y que cada país puede tener su propia ley que cumpla los criterios de justicia y proporcionalidad. Según Rosa, la ley española tiene unas consecuencias tremendamente injustas. El valor del voto del ciudadano depende del partido al que vote y del lugar donde se emita el voto. Esto es totalmente injusto. Se perjudica al ciudadano. Las opciones prácticas se limitan a PP, PSOE o nacionalistas. Por eso, cuando se pidió al Consejo de Estado un informe de reforma de ley electoral, el Consejo abogaba por cambiar la ley en el sentido de permitir mayor proporcionalidad. Obviamente el informe debe estar en algún cajón del Congreso… Rosa defendió también la elección directa del alcalde y las listas abiertas.

Vargas Llosa entiende que existe algo anterior a esas leyes que es lo que hay que proteger y modificar: la participación ciudadana y el consenso democrático, el consenso sobre las instituciones. Comparando con la historia reciente de Perú, Vargas Llosa comenta que en cada proceso electoral se pone en tela de juicio el propio régimen. Si Fujimori gana, según MVL, el se dará una ruptura del sistema. Aunque MVL dice que esto en España no pasa, en ningún momento de nuestra democracia ha existido menos consenso institucional y se ha jugado más la estabilidad del sistema en cada elección. Las resoluciones judiciales no se cumplen, las ilegalidades manifiestas se permiten, los partidos y las instituciones se mezclan hasta extremos repugnantes… 

El problema de fondo, en opinión de MVL, es un desinterés de las masas por la participación política. Este es el más grave peligro para la democracia.

Rosa Díez puntualizó que esa desafección política está provocada en gran medida por el sistema electoral. Convence a la gente de que su voto no vale a menos de que se vote a los dos grandes partidos o a los nacionalistas en sus respectivas CCAA. Aunque MVL comentó que una ley demasiado proporcional podría ser destructiva del sistema, Díez defiende que si en España o en otros países la democracia está en peligro no es por exceso, sino por defecto, por falta de opciones no por demasiadas. Díez comentó la existencia del fijo discontínuo, o sea, de la alternancia de los dos partidos que no cambian ninguno de los problemas de fondo de la Política española y confían en unas idas y venidas regulares del poder.

Cuando MVL señaló que en Inglaterra el Partido Liberal de Clegg había propuesto introducir una mayor proporcionalidad en la ley electoral y había sido rechazada, RD expuso que en su opinión, el Partido Liberal había cometido un error al entrar en el Gobierno de Cameron y hacer la propuesta de forma ideológica, no programática.

Atención a lo que introduce MVL el día 15 de mayo por la mañana, antes de la manifestación 15M y antes de la #acampadasol…

“La política si no es espectáculo no llega al gran público” dijo Vargas Llosa. Añadió que se convierte en circo en vez de en argumentos. En populismo en lugar de en pensamiento coherente y racional. Rosa Díez apunta que los medios recogen las declaraciones enlatadas de los partidos que tienen su propia productora de propaganda. Se preguntó cuánto espacio ocuparía en los medios aquella conversación sobre ideas.

Ahora que ha pasado lo de #acampadasol que copa todos los telediarios y periódicos estas declaraciones cobran absoluta relevancia. Las reclamaciones más razonables de los manifestantes llevan 4 años siendo reclamaciones de UPyD, y han sido votadas por 300.000 personas. Sin embargo nunca han tenido tanta visibilidad como la acampada. El espectáculo gana otra vez a la política.

“Pongamos por ejemplo el caso dramático de Italia,” dice Vargas Llosa, “Berlusconi no ha necesitado de una sola idea para llegar y mantenerse en el poder. Italia es uno de los países más cultos del mundo y en él ha prevalecido el espectáculo a las razones.”

Rosa Díez comenta su batalla dentro del PSOE por evitar la ruptura de consensos de Estado, como el modelo territorial. Sin embargo, dice, el ambiente era absolutamente monolítico en torno a las ideas del presidente Zapatero. Ante esto, nace UPyD que quiere coger de las solapas a los grandes y obligarles a comportarse. Vargas Llosa compara aquella situación con el Movimiento Libertad en Perú, cuando tras el golpe de estado de Fujimori un sector del partido pasó a colaborar con la dictadura en el nuevo régimen. También MVL elogia la “claridad luminosa que tiene UPyD al denunciar el principal problema de España que es el nacionalismo.” El nacionalismo, continúa, no solo destruye España, sino la cultura democrática. Porque en el fondo del nacionalismo existe una aspiración totalmente antidemocrática.

Como el tiempo se pasa volando, Fernando Iwasaki introduce el tema de la Educación.

Rosa Díez comienza comentando que no puede haber 17 sistemas educativos distintos con sólo un 20% común en un mismo país. Sistemas en donde la Historia y la Geografía son distintas. En el diseño de esos sistemas ha primado más lo que nos diferencia de lo que nos une. La pobreza y la perspectiva de nuestro país se resume en lo que dice el Informe Pisa de nuestra educación. La descentralización total de la educación no ha dado mejores resultados. Los ha dado mucho peores. Y el problema no son los nacionalistas, reflexiona Rosa, el problema es cuando los dos partidos nacionales se comportan como nacionalistas.

Mario Vargas Llosa considera que esta educación fragmentada condena al fracaso en la competición global. Se confunde la parte con el todo y se deforma la mente del joven. Solamente una educación pública de altísimo nivel permite en cada generación se pueda dar un salto sociocultural de lo más bajo a lo más alto. Las consecuencias educativas del movimiento del 68 han mantenido las diferencias de clase al derribar la calidad y la exigencia de la educación pública. Las nuevas reformas liberales de los países nórdicos (Finlandia, Suecia), tales como el cheque escolar, han producido ya muy buenos resultados. Sobre la educación en España y Europa recomiendo esta entrevista a Inger Enkvist

El problema no es España, continúa MVL, porque en España tenemos Escuelas de Negocios que están siempre en el top 5 del mundo. El problema es que la Educación Pública controlada por el Estado no puede saber qué es lo que hay que enseñar de todos los conocimientos del mundo. MVL aboga por medidas liberalizadoras en contra del retroceso de la educación pública en el mundo.

Rosa Díez reflexiona sobre cómo la selección adversa en contra del esfuerzo y la capacidad ha alcanzado todos los ámbitos públicos en España. Incluída la política.

Para finalizar, cuando MVL comenta lo confusas que son las etiquetas hoy en día, lo arbitrario de las clasificaciones de “progresista” o “conservador” o “izquierda” o “derecha”, Rosa Díez sentencia que “el progreso es igualdad jurídica y libertad individual”.

Como ya se ha acabado el tiempo, Fernando Iwasaki, cierra el acto comentando la necesidad de actos como este, que “devuelvan la pedagogía a la política”.

Incluyo, como muestra, la importancia que se le da en España a que un premio Nobel de su apoyo explícito a una fuerza política tras una charla en campaña electoral. A veces (suspicaz de mí) creo que si esa fuerza política fuera otra, la visibilidad sería también otra…


Anuncios
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s