Rajoy, el Opositor

Normalmente los opositores a puestos de niveles altos de la Administración u otros puestos de prestigio (jueces, fiscales, catedráticos, notarios, registradores de la propiedad, abogados del Estado, economistas del Estado, etc…) declaran que el secreto, la fortaleza más importante a la hora de conseguir aprobar y ganar plaza es la perseverancia. No el talento, no la inteligencia, ni los enchufes ni las triquiñuelas. La perseverancia. El mantenerse fiel al estudio, el repaso y el canto de temas. Antes o después cae la breva. (Es cierto que solo se lo he oído decir a los que han tenido éxito. Puede ser que la perseverancia sola no valga, pero para lo que nos ocupa, igual da.)

Mariano Rajoy es Registrador de la Propiedad. Tuvo perseverancia, mantuvo el tipo y aprobó la oposición tras un examen para el que se preparó durante mucho tiempo. También es Presidente del Gobierno, y también, por primera vez en la democracia, podríamos decir que por oposición.

Contra viento y marea se mantuvo ocho años al frente del PP perdiendo elecciones hasta que cayó la breva. Tomó la medida al examen, dijo lo que entraba en el temario, despotricó contra un Gobierno en huelga de cejas caídas, y con un tribunal benévolo obtuvo mayoría absoluta. La perseverancia hecha barba crecientemente canosa.

Gana plaza de Presidente del Gobierno. Y él, Opositor de corazón (del Registro y al Gobierno, entiéndase), mira los manuales, mira los temas, pregunta a sus preparadores… y nada. No venía nada de esto en el manual. 

El Opositor, el Funcionario, cree que nada de esto va con él (hoy ha admitido en el Congreso que no tiene libertad para elegir lo que hacer). Que todo se deriva de unas reglas establecidas por poderes superiores. Nos recuerda a los otros opositores cuando el ciudadano se les queja (“yo lo único que puedo hacer es aplicar la ley, yo no hago las normas, yo no puedo elegir”).

Uno, literalmente acojonado de que nos gobierne un Registrador de la Propiedad sin una pizca de sangre en las venas, sin una idea original, sin un ápice de valentía (Dios mío, este señor mendiga el apoyo de los nacionalistas catalanes teniendo mayoría absoluta), no puede más que intentar buscar lo que él dijo tras la sesión en que ZP anunció la bajada de sueldo a los funcionarios, la eliminación del cheque bebé, la congelación de las pensiones… Y lo peor es que no es sorprendente. Rajoy es mucho mejor Opositor (a Registrador y del Gobierno) que Presidente.

Hoy habría necesitado un gemelo para que le dijera lo que hace dos años dijo él a ZP.

Señores, ¿cuándo nos daremos cuenta de que con los mismos partidos de siempre no iremos a ningún sitio nuevo?

Aquí los vídeos. No los comento porque me sangran ya los lacrimales.

Por cierto, los aplausos que se oyen, se han oído hoy también. Las mismas manos aplauden hoy las medidas que abucheaban ayer. La razón es que el de la barba es quien les da de comer.

El último video sería razón de dimisión en muchos países desarrollados y subdesarrollados (los comentarios de por detrás no son míos)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Rajoy, el Opositor

  1. Jorge dijo:

    Hola Fernando, aqui Jorge desde Chicago. ¡Gran blog!

    Pienso igual que tú en cuanto a que Rajoy ha llegado a esta Presidencia por perseverancia más que por talento. Aunque sin duda alguna hubiera sido presidente en 2004 si no hubiera sido por la desgracia del 11M, único motivo por el cuál Zapatero llegó al poder contra todo pronóstico y sin tener ni el discurso de victoria preparado porque, sinceramente, creo que ni él daba un duro por ganar. Pero bueno, la historia es historia y aquí estamos ahora con Rajoy recortando por todas partes y haciendo, como bien apuntas, lo contrario de lo que dijo en campaña u oposición.

    Sin embargo, discrepo en cuanto a la idea que sugieres de que el problema es el PP o el PSOE. El resto de partidos tienen el beneficio de la duda por no haber estado en el poder durante la crisis (y sinceramente ignoro los programas electorales de cada uno), pero pienso que ninguno hubiera aportado nada diferente ya que me temo que el problema está muy por encima de todos ellos. Y el problema del que hablo no es otro que el disparate de crear o entrar en una moneda y mercado común con países que nada tienen que ver los unos con los otros y con unas diferencias culturales y sociales abismales. Se pensaron que podríamos competir con EEUU y los asiáticos basándose en la idea de que un mercado sólo por su gran tamaño tendría éxito, ignorando por completo que tales mercados funcionan porque tienen una política fiscal común, leyes laborales parecidas, etc. (por no hablar de una bandera, cultura y, en definitiva, una idea en común).

    Mira, según leo en los últimos datos sobre la economía alemana, parece ser que su crecimiento se está desacelerando, que en términos de Zapatero ya conocemos cómo acaba. No quiero ni pensar en las consecuencias de una crisis alemana. Tanto exigir a los países que se apreten el cinturón para resolver el problema y resulta que Alemania es un país exportador, por lo que esos países han dejado de comprar sus productos y ahora empiezan a llegar los resultados. Otra cosa no lo sé, pero desde luego los alemanes no son tontos ni vagos ni chupasangres, ese no es su problema…simplemente es que este tinglado no funciona. No puede funcionar.

    ¿Cómo va a funcionar un mercado común en el que nadie está dispuesto a acatar decisiones desde Bruselas? Es que precisamente la libertad de decidir totalmente sobre nuestra ley laboral, fiscalidad, sistema bancario y demás, es lo que nos lleva a esta crisis cuando tienes una moneda y mercado en común. Lo mejor que podemos hacer con esta mentalidad es disolver el Euro y que cada uno decida su destino como hacen desde Londres. Pero no creo que sea problema simplemente de un partido u otro (con pequeños matices de cosas gobernables localmente).

    Las medidas son duras, durísimas, pero son necesarias después de los errores cometidos…los del PP y los del PSOE, los de Madrid y los de Bruselas, todos! Si se quiere seguir con el Euro, se tiene que acatar lo que se decida en consenso ahí. Se eligió a este presidente en mayoría absoluta, y a la primera de cambio que nos toca el bolsillo ya vamos todos a la calle a protestar (no todo lo que ha hecho es contrario a lo que dijo en campaña…todos sabíamos que habría recortes duros desde Bruselas). No se le ha dado ni un año de gracia, ni siquiera un trimestre, y ya salen en huelga general todos esos que estuvieron callados durante 8 años mientras veian su sueño de vivir del bote cada vez más cerca.

    En fin, sólo es mi opinión. Corto el rollo…felicidades por el blog, te seguiré leyendo!

    Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s